Blogia
De la parte Berlanga

Sed de libertad

Acerca del anhelo de nobleza de los labradores acomodados a principios del siglo XVI, poseemos múltiples testimonios. Uno de los mas claros es el puje de la emigración hacia las Indias. Sabido es que, al Norte de la península (montañas asturianas, de Santander o de Burgos) numerosos aldeanos eran hidalgos (hidalgos de abarcas) desde hacía varios siglos; pero más al sur, la enorme masa campesina era pechera. Las conquistas coloniales del siglo XVI le abrieron repentinamente un inmenso campo de acción. Desde el sur y el centro de la península, y porque las Indias podían significar liberación y promoción social (la liberación de la sujección señorial, el acceso a la hidalguía), emigraron apretadas filas de villanos. No siempre era la misseria económica la que impulsaba a estos hombres "de tierra adentro" a abandonar su pueblo para ir a las Indias, sino a menudo la sed de libertad, la necesidad de dignidad y el deseo de adueñarse de valores nobiliarios. De tal deseo de ascenso social que animaba a veces a los labradores ricos, tenemos un vívido ejemplo en una pasaje de la Historia de las Indias de Bartolomé de Las Casas. El dominico cuenta como en 1518, se dedicó a reclutar villanos para las colonias que proyectaba instituir en las Indias; se presentaron setenta hombres de Berlanga, cuatro de los cuales le confesaron en un pajar, que la miseria no les impulsaba a marcharse ya que, según afirmaban, cada uno tenía la pequeña fortuna de 100.000 maravedíes; y le explicaron que el aliciente del viaje era la esperanza de dejar a sus hijos en una tierra donde se viesen libres de cualquier sujección señorial:

...Después de avisados e informados, poco tardaban en venirse para ir a poblar las Indias, y en breves días allegó gran numero de gente, mayormente de Berlanga, que sin entrar en ella, teniendo la villa 200 vecinos, se escribieron mas de los 70 dellos y, para se escribir, entraron en cabildo secretamente, por miedo del Condestable, y enviaron cuatro regidores que lo buscasen por los pueblos donde andaba y le rogasen de parte de la villa se acercase más a ella, viniéndose una legua de allí adonde venían todos disimuladamente para ser de la demanda que traía informados; y entre los que vinieron fueron cuatro, los cuales lo subieron a un pajar, en lo más alto de la casa donde pasaban, cuasi temiendo que las paredes lo habían de decir al condestable, y le dijeron: "Señor, cada uno de nosotros no quieren ir a las Indias por falta que tenga acá, porque cada uno tenemos 100.000 maravedíes de hacienda u aun más (lo cual para entonces en aquella Tierra era mucho caudal), sino vamos por dejar nuestros hijos en tierra libre y real"

En el feudo del conde de Coruña, en Rello, no era menor la aspiración a huir del dominio señorial que en los pueblos del condestable de Castilla: Las Casas escribe:

Anduvo el clérigo por aquellos lugares de Señorío y quasi todos se movían a la jornada; y en un lugar del conde de Coruña, llamado Rello, que era de 30 casas, se escribieron 20 personas, y entre ellas dos vecinos, hermanos, viejos de setenta años, con 17 hijos; diciendo el clérigo al más viejo: "vos, padre, a que quereis ir a las Indias, siendo tan viejo y tan cansado" Respondió el buen viejo " A la mi fe, señor, dice el, a morime luego y dejar mis hijos en tierra libre y bienaventurada"

(NOËL SALOMON. Le thême paysan dans la "comedia" au temps de Lope de Vega. Ed. Castalia 1985. Traducción de Beatriz Chenot)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Pedro Maillo -

Acertado el comentario de Juan. Es seguro que salían de Guatemala para meterse en Guatepeor. Además lo que no dice Bartolomé de las Casas es que, seguramente mucho peor que el marqués era la Inquisición, y que muchos de los que se apuntaron para marcharse lo hicieron para salir de aquel fudamentalismo nacional-católico, y que seguramente muchos eran conversos a la fuerza. Saludos

Juan -

En nuestra zona de frontera de castilla con territorios islamicos, conocemos perfectamente lo que fueron las repoblaciones.Una vez conquistado un territorio por el rey,este ofrece tierras y algun privilegio por trasladarse a estos territorios,pero tambien obligaciones,entre ellas la defensa de esas tierras,que unido a la puesta en valor de las tierras,la construccion de poblaciones y sus defensas un sin fin de labores mas,hacian de estos "regalos"del rey a sus subditos un beneficio,sobre todo para la corona.Lo mismo ocurrio con la emigracion al nuevo mundo y sobre todo en los primeros años,toda esta gente fue a pasar penalidades,tanto en el viaje ,si llegaban,como en sus destinos.La realidad era que tenian que trabajar mas,y seguian siendo el eslabon mas bajo de la cadena ,siempre tenian por encima a otro "marques" y a la iglesia que compartian el poder y trataban de conseguir los maximos beneficios a costa de los siervos o fieles da lo mismo como se llamen. Creo que fueron engañados, en el sentido de que su vida alli no iba a ser muy diferente de la de Berlanga.No creo que el marques de Berlanga fuera el peor,ni toda la iglesia como nuestro Fray Tomas "un hombre de los grandes del renacimiento".Para terminar Bartolome de las Casas aparte de crear la "leyenda negra" cotra España muchas veces sin fundamento,pidio al emperador "que para aliviar a los indigenas del trabajo, se trajeran negros de africa".No todos son como nuestro universal dominico berlangues.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres