Blogia
De la parte Berlanga

ELOGIO desinteresado DEL CONGRIO RANCIO.

ELOGIO desinteresado DEL CONGRIO RANCIO.

Perdonen si doy otra vuelta de tuerca a la nostalgia. He visto un anuncio en el que hablaban de la cocina de la abuela, y me he acordado de aquellos suculentos platos de patatas con congrio rancio que en fechas señaladas preparaba la mía.

El congrio rancio es una comida con un currículo particular: se trata de un pescado secado al aire de la Galicia occidental, tristemente famosa a raíz del vertido del Prestige. Ignoro si en el auge de su consumo o en tiempos preteritos se secaba en algún punto mas. Actualmente solo se hace en dos pueblos de la Costa da Morte que son Muxía y Camariñas. Parte de su originalidad radica en que en los lugares en los que se seca no se consume. Toda la producción se exporta a una región de límites muy parecidos a los de la antigua Celtiberia, cuyo centro estaría en Calatayud. (Tengo alguna referencia de que se comía también en la Cataluña interior).

Recuerdo las congrias gigantescas colgadas en una tienda de Almazán que había cerca de la Puerta de la Villa, o en la tienda de los Martínez de Sigüenza. Actualmente su consumo es residual,  pero en esos tiempos  de los que hablamos era manjar de gran predicamento. El arcipreste de Hita habla del congrio seco en alguna de sus obras y Enrique de Villena tambien lo menciona en su "Ars Cisoria". Los sogueros de Calatayud, despues de vender su mercancía a los marineros gallegos, para no volver de vacío, traian las grandes hojas de congrio cecial,  que el pueblo llano consumía muy a menudo. Con el desarrollo del transporte y en el declive de su consumo pasó a ser manjar de fechas especiales como la navidad, las ferias de ganado o el día grande de las fiestas. Se ponían los trozos en remojo y después de un par de cambios de agua, se guisaban con las patatas de los regadíos de la Dehesa Chica o del Pedazo. Estoy hablando ya de Berlanga, de mis recuerdos de niño. Tengo ese sabor antiguo de las patatas con congrio rancio de mi abuela como uno de mis mejores recuerdos gastronómicos, y ningún manjar posterior ha podido borrrarlo. Yo creo que lo tengo metido en los genes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

jt -

Aquí en Castilla también se consume mucho, con patatas, judias verdes y sofrito de aceite, ajo, pimentón y vinagre.

Anónimo -

Jk.
Gracias por tu hospitalidad aunque hace más de 40 años que no vivo ahi,y al leer lo de elogios sentí más o menos lo que describes, por eso te animo para que escribas más, de las constumbres de nuestra tierra, que te seguiré leyendo.
Un saludo.
Una bayubense.

JK -

Gracias por el comentario, amigo de Bayubas. Estás en tu casa

Anónimo -

Soy bayubense y mi madre casi siempre que iba por Berlanga de compras nos traia el congrío seco, como rica vianda.

Protoplastos -

El congrio rancio tambien lo vendían en Madrid, en una tienda que había en una de las entradas a la plaza mayor que se llamaba "la Pequeñita"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres