Blogia
De la parte Berlanga

En la cima de VADORREY

Vadorrey es un despoblado en el término de Morales, junto al Duero, que aparece citado en El Cantar, cuando El Cid con sus hijas, viene de San Esteban, camino de Valencia y vadea el rio para llegar a  Berlanga donde pasará la noche. Legendariamente se cuenta que el pueblo desapareció  porque todos sus habitantes murieron envenenados por el agua de una fuente.

En 1277 Alfonso VII hace donación al obispo de Osma de la Villa de Vadorrey con su castro. De la Villa, que estaba a un kilómetro del castro, no queda rastro visible. Su Dehesa pertenece a Morales  y las campanas de la iglesia las tiene Aguilera.

Del Castro,  quedan algunos restos en la cima del Alto de la Mina, y los arranques de los muros de la torre musulmana   de sillar y tizones, con planta irregular de 7 metros por 5,35 (5,10 en el lado opuesto) y unos muros de 1,20 m de grosor. En el Corpus de castillos medievales y en el Silense se cita el enclave: Madoz se equivoca al decir que está a la derecha del Duero. 

 Muy cerca de Vadorrey había una serie de construcciones defensivas, hoy casi todas desaparecidas. Al otro lado del Duero, a 2836 metros está la atalaya de Bayubas. En el mismo término de Morales, en el Cerro de La Muela había otra torre, otra más entre Vadorrey y Aguilera y por último, en El Silense  se habla tambien de castillo musulmán en Aguilera. Todas estas forificaciones no pudieron evitar el paso de Fernando I, en 1060, que después de ocupar Gormaz, ataca Berlanga, después de atravesar el Duero por este vado, y se dirige hacia Atienza y Sigüenza 

  • Gormaz desde Badorrey

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Soros -

Me has recordado, quizas por lo del Mío Cid, otro paraje que se cita en el poema, cuando dejan Castilla para entrar en el reino árabe de Toledo. Lo hacen por un paraje denominado Torreplazo. Es el punto más alto entre Retortillo (Soria) y Miedes (Guadalajara) y se supone que por allí pasaba la calzada de Quinea, procedente de San Esteban de Gormaz... parece que tú y yo compartimos mucha tierra.
Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres