Blogia
De la parte Berlanga

Primeros pasos

AUSENCIAS

AUSENCIAS

La foto ya tiene unos añitos y no es mía, porque no había nacido, ni de nadie de mi familia, porque éramos pobres y no teníamos cámara de fotos. La he tomado prestada, espero que no se moleste nadie, porque ilustra uno de los problemas que padece nuestra tierra: el abandono del patrimonio artístico. Como en otros pueblos de Castilla, se vive hoy una época de relativa abundancia, que se palpa en la construcción de nuevas casas y en el adecentamiento, siempre insuficiente, de algunas otras del caserío urbano o casco viejo. Paradójicamente esta expansión urbanística no acarrea un aumento de la población residente, antes al contrario: la población del municipio ronda peligrosamente la barrera de los mil habitantes; una tercera parte de la que tenía cuando se hizo la foto.

Comparada con una foto actual, comprobaríamos que han desaparecido Las Escabas, aquella tierra mítica de peleas con espadas de madera, el vertedero que era a la vez un  parque temático de la basura y la imaginación, y con entrada gratuita. Todo sea por la higiene y el bien común, pero que conste que he visto parques temáticos que daban más asco que aquel. También han desaparecido lamentablemente esta vez, la torre derecha del palacio y el arco de triunfo de la ermita románica del castillo, como se fueron desmoronando también los muros del ábside que lo sujetaban y los muros de tapial adyacentes de lo que parece que fue la muralla que protegía la alcazaba árabe anterior al castillo. No se trata en esta bitácora de hacer inventario de las ruinas. En todo caso, el invierno que se cayó la torre del palacio no se hizo ninguna referencia en el programa de fiestas, ni en el boletín de la diócesis cuando se cayó  el arco de la iglesia. (video cedido amablemente por el bloguero de la parte El Burgo)

Para acabar con las ruinas es importante tener memoria, recordar como eran nuestros monumentos e incluso dónde estaban. Nadie puede hacer un inventario de todo lo que se ha perdido desde el estropicio de la francesada hasta nuestros días. La fotografía es un invento muy reciente y la memoria del pueblo no es algo que resista el pasar de las generaciones. Los archivos del ayuntamiento no es que dejen verlos a todo el que lo pida, dándose el caso flagrante de que una vez solicitó su estudio un licenciado en Historia que, aunque no residía en la villa,  había pasado aquí toda su infancia y adolescencia, y además había nacido en ella; pues bien, el alcalde de la época le dijo que no podía ser. Este mismo alcalde poco tiempo después concedió el favor a una amiga suya foranea y del ramo de la hostelería.

 

¿Cuantos se  acuerdan, por ejemplo, de la fecha de demolición del juego de pelota?, y ¿quién sabe cuando se construyó?

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

LA NEVERA Y EL MICO

LA NEVERA Y EL MICO

Se acababan de inaugurar las escuelas nuevas, en las que se había acabado por fin con la segregación de sexos y también, desgraciadamente con un acerolo gigante, en el que habiamos pasado tan buenos ratos cuando sus deliciosos frutos estaban en sazón. Aprovechando uno de aquellos bulliciosos recreos (era el tiempo en que la natalidad todavía marcaba niveles positivos) unos cuantos chicos de mi edad nos aventuramos a explorar un territorio desconocido. Estaba allí mismo junto al nuevo edificio escolar, con los crucifijos y las fotos de Franco y del Otro transplantadas del antiguo. Solo había que cruzar el camino de Paones y alli estaba LA NEVERA. No recuerdo bien si todavía la habitaba El Mico, uno de los últimos pobres de solemnidad que tuvo el pueblo, que andaba arrastrando una pierna y recogiendo comida por las casas cuando los indigentes tenían esa dignidad y respeto del que hablaba Gaya en "El Santero de San Saturio". Los chiquillos le haciamos la burla y él se giraba lentamente para decirnos algun improperio, mientras aprovechabamos para huir despavoridos.

No recuerdo el final que tuvo este Eusebio "El Mico" pero prometo preguntarlo a los mayores y volver a contarlo en estas páginas. La Nevera sigue alli, al pie de unos cerrillos que se han ido poblando de nuevas construciones. El camino de Paones es ahora una carretera pero con el mismo ancho de aquel. Tiene una puerta de madera que ya entonces estaba medio desvencijada. Muchas veces cuando paso por alli la miro de reojo. Es un monumento, una reliquia de la Berlanga antigua, un museo en si misma, de cuando no habia luz electrica ni electrodomésticos. Debe estar en terreno municipal por lo que no seria necesario expropiar nada para adecentarla y cederla en buen estado a las generaciones que nos siguen. Y ya de paso se podría añadir en el rellano de la entrada un panel de esos como los que han puesto en la Puerta de Aguilera o en La Picota, explicando al que pasara por alli que en este edicicio se almacenaba la nieve del invierno para conservar algunos alimentos perecederos, y que duraba hasta la primavera, o explicando que en los últimos tiempos sirvio de morada al Mico, que nos hizo cagarnos de miedo y de risa, que nos haya perdonao y que dios lo tenga en su gloria.

LA CONSTITUCION

LA CONSTITUCION

Artículo 138

El Estado garantiza la realización efectiva del principio de solidaridad consagrado en el artículo 2 de la Constitución, velando por el establecimiento de un equilibrio económico, adecuado y justo entre las diversas partes del territorio español, y atendiendo en particular a las circunstancias del hecho insular.

Las diferencias entre los Estatutos de las Comunidades Autónomas no podrán implicar, en ningún caso, privilegios económicos o sociales.

Artículo 139

Todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado.

27 ANOS DESPUES está claro que el estado no ha velado por ningún tipo de equilibrio económico, ni adecuado, ni justo entre las diversas partes del territorio. Soria tiene ahora menos habitantes que hace veintisiete años. En la pirámide de población ha habido un considerable aumento de la población mayor de sesenta y cinco años y por tanto un descenso de la población llamada activa. Sin ceñirnos al caso particular de Soria, en general las provincias del interior han seguido el mismo camino (excepción claro está de Madrid, donde van a parar gran parte de los dineros y recursos humanos que serían necesarios para conseguir ese equilibrio del que habla la Constitución) perdiendo población, infraestructuras, privilegios como la organización de eventos deportivos que son siempre para los mismos. Vivir hoy en Soria o en Guadalajara es más dificil que hace veintisiete años y el Estado, que entre sus obligaciones tiene la de velar por el equilibrio entre territorios, no hace nada por evitarlo.
Estos razonamientos no son nuevos y seguramente los habrán escuchado ustedes muchas veces, incluso, los que tengan edad para ello, los habrán oído sin el argumento de la Constitución de por medio, porque ya con las leyes fundamentales de la dictadura pasaba lo mismo, desde que los pueblos empezaron a quedarse vacíos en los 50/60 y en las ciudades se empezaron a crear arrabales horribles llenos de nichos y los que se fueron se acostumbraron a no ver por donde se ponía el sol...

miren: Florencio Sánchez

o lean este artículo de Julio Llamazares

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

SAN GIL DE PEDROSO

SAN GIL DE PEDROSO

En el lugar donde ahora está la ermita de Carrascosa hubo una modesta iglesia románica. Junto a ella se encuentran las ruinas de los edificios de un pueblo abandonado hace muchos siglos. Se llamaba Pedroso, o San Gil de Pedroso, seguramente haciendo referencia a la cantidad de piedras que había en el lugar. Era una pequeña aldeita que se había formado después de la repoblación cristiana y que había conseguido convertir en un vergel las tierras del entorno. Pertenecía a Berlanga y de allí había surgido la idea de establecer en este lugar un caserío que aprovechase las fértiles tierras de alrededor y el voluminoso y limpio caudal del Escalote, para cultivar unas huertas que los abastecieran de buenas hortalizas y frutas. Ellos fueron los que trajeron las primeras viñas de un pueblo ribera arriba, de donde era la mujer de uno de los campesinos repobladores.

De todo aquello, tras el abandono y el traslado definitivo a Berlanga de sus tres últimos moradores, aparte del tufillo a cochino que sentirás en el ambiente, nos quedó la costumbre de la romería, la fuente y un pinarcillo cada vez mas descuidado donde se iba hasta hace poco a merendar y a respirar. Las viñas desaparecieron del todo porque daban más trabajo que alegrías y las manos que tendrían que haberlas cuidado nos las robaron las regiones ricas que estaban en plena expansión industrial. Esto poco que ves ahora, viajero, te puede confundir o dejar perplejo. Los hombres abandonamos las cosas queridas. Así nos va.

Imágenes de bienvenida

Berlanga de Duero. 41º27’55" N  0º49’35" E. El término es ondulado. Las elevaciones principales son los cerros de Oca, Coborrón y Fuente Lobo, y la loma del Calvario. El terreno es de naturaleza arcillosa y arenosa. CLIMA. Se producen lluvias en invierno y primavera, y nevadas en diciembre y enero. Los vientos más presentes son el N y el SE, conocidos entre nosotros como cierzo y solano; las lluvias las trae el viento sur al que se llama ábrego (áfrico, que viene de Africa) LAS AGUAS Bañan el término los rios Duero, Escalote y Talegones, y algunos arroyos de menor importancia. Las fuentes principales son las de San Andrés, Mercado y Cubo; de las que se obtiene el agua para beber. VEGETACION  2.500 H@ de terreno sin cultivar, en las que crecen pinos, carrascas, robles, espinos, aliagas...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres