Blogia
De la parte Berlanga

Los enebros

Los enebros

La sabina albar o enebro (Juniperus thurifera), como es conocida esta especie en nuestras Tierras, se distribuye por más de 10.000 hectáreas. El enebro se localiza en altitudes que varían de 900 a 1.300 metros, sobre sustratos de diversa naturaleza, aunque predominan los calizos. Su robustez le permite ocupar zonas, en general, no aptas para otras especies arbóreas.

En nuestra comarca es digno de citarse el extenso enebral de Matapozuelos, Los Charcos y El Pontón, en Morales, Aguilera y Berlanga de Duero. Para visitarlo se accede desde Berlanga, o bien por Morales, donde existe un original enebral sobre terreno arenoso y otro más extenso sobre calizas. En las cercanías del rio (por el molino) y dignos de ser visitados, crecen varios enebros verdaderamente descomunales, de alrededor de 20 metros de altura y cerca de 2 de diámetro. Como estos debieron ser los enebros que dejaron estupefacto al romano Plinio.

También son muy destacadas las manchas de enebros de las localidades de Andaluz y Bayubas de Abajo.

[Javier de la Fuente Leon. Historia forestal de Almazán y su partido judicial en el siglo XIX. Tesis doctoral]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres