Blogia
De la parte Berlanga

Soria románica

Durante el verano de 2001 hubo en la catedral del Burgo una interesante exposición sobre el románico en la provincia, que han tenido el detalle de mantener en una página web, ejemplo que debería cundir cuando se tratan temas de interés general o recopilaciones irrepetibles de objetos artísticos.  Reproducimos aqui la descripción de los cuatro objetos de nuestra comarca que figuraban en la muestra, y emplazamos a enlazar con la página a los lectores de otras latitudes. Buen provecho.

Nº 14 Capitel. Piedra arenisca. 0,44 m. x 0,25 m. x 0, 26 m. Finales del siglo XII o principios del XIII. Bayubas de Arriba. Iglesia de la Asunción. 

La iglesia de Bayubas de Arriba es un edificio románico de nave única y ábside semicircular, todo él construido en mampostería enfoscada. Los únicos elementos esculturados se concentran en la portada meridional, formada por dos arcos de medio punto lisos separados por una arquivolta de bocel que descansa sobre una pareja de columnillas coronas por capiteles de motivos vegetales. En el interior de la iglesia se conserva este capitel románico que fue extraído hace algunos años del muro exterior de la sacristía donde se encontraba reutilizado. Su estilo y decoración son idénticos a los de los capiteles de la portada por lo que suponemos que en origen debió formar parte de alguna ventana desaparecida. Presenta un nivel inferior de hojas muy esquemáticas y encima dos volutas con una cabeza antropomorfa o máscara en el centro.

Nº 15 Columnilla. Piedra caliza. 0,745 m. de altura total x 0,275 m. de altura del capitel x 0,25 m. de anchura. Finales del siglo XII. Berlanga de Duero. Colegiata de Santa María del Mercado. 

Pieza monolítica formada por un plinto muy erosionado, cuatro fustes entorchados y tosco capitel que insinúa cuatro delgadísimas cestas con sus correspondientes collarinos, decoradas aquellas con rudimentarias hojas ovaladas que ocupan las esquinas, de nervios muy marcados, rematadas en la parte superior por un cuerpo rectangular a modo de ábaco, del que cuelgan tacos en cada uno de los frentes. Realizada por un artífice muy poco versado en talla escultórica, esta columnilla -o haz de columnillas- está depositada hoy en la sacristía de la colegial de Berlanga, aunque se desconoce su procedencia y primitiva ubicación, aunque su forma y medidas parecen relacionarla con un claustro, más probablemente con un pórtico -dada la frecuencia de este tipo de galerías en tierras sorianas- o incluso con el soporte de una mesa de altar.

 

 

Nº 16 Columnilla. Piedra caliza blanca. Capitel: 0,345 m. de anchura x 0,24 m. de altura. 0.94 m. de altura total. Finales del siglo XII o comienzos del siglo XIII.  Colegiata de Berlanga .

Conjunto de basa, fuste y capitel en piezas independientes aunque sin duda formando parte de un mismo elemento de soporte. La basa se dispone sobre pequeño plinto y se articula en dos toros, mucho más grueso el inferior y flanqueado por bolas. El fuste muestra evidente éntasis, mientras que el capitel es de forma troncopiramidal y se halla decorado por las cuatro caras con un motivo relativamente habitual: la lucha de serpientes y aves. En dos de las caras aparecen sendas aves en reposo, de detallado plumaje y largos cuellos vueltos hacia atrás. Una de ellas atenaza con su pico el cuerpo en forma de bucle de una serpiente, que a su vez ocupa otra de las caras; el otro ave hace lo propio, estirando más aún el cuello para coger a una segunda culebra, que se dispone en la cuarta cara y que trata de defenderse enroscándose en su atacante. En uno de los ángulos se ubica finalmente una cabecita monstruosa, de cuya boca nacen los ofidios. Esta columnita, al menos en lo que se refiere a basa y columna, parece formar parte del mismo conjunto que otra de las depositadas actualmente, como ésta, en la capilla de Fray Tomás de Berlanga, conservando ambas algunos restos de color rojo en el plinto. Se desconoce su procedencia y su finalidad, aunque originalmente pudieron servir ambas tanto para la galería de un pórtico, como para un claustro o quizás como soporte de altar.

Nº 43. Pantocrátor lígneo. Madera de pino. 0,49 m. de altura x 0,16 m. de anchura x 0,06 m. de espesor. Segunda mitad del siglo XII.  Colegiata de Berlanga. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Anónimo -

Vaya pedazo de estupidez que has lanzao colega, vamos que no sabes ni lo que dices, vamos no te voy a contestar pq no hay por donde cojerlo. Ale a leer libros, que no muerden

axinio -

Berlanga perdio sus 10 parroquias y con ella su legado romanico del que solo quedan unas pocas muestras.La version de que utilizaron las piedras para construir la colegiata no me cuadra, yo creo que fue una decision politica con la que quisiron unir el culto en un solo lugar y evitar rivalidades entre las parroquias. Una manera de eliminar los restos de la cultura celtibera.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres