Blogia
De la parte Berlanga

ANTES y DESPUES

Es solo una opinión y es la mía. Era evidente, dada la decrepitud en que se encontraba nuestro "lagarto", que habia que sanear el cuero y cambiarle el relleno, para que tirara  otros cuatro siglos, pero esto de ponerle una careta y además sin proporción con el resto del cuerpo me parece una tomadura de pelo.

Estaba bastante impresionado con la unanimidad de los comentarios contrarios al arreglo, pero no quise pronunciarme hasta haberlo visto. Digamos que la restauración me parece poco afortunada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Anónimo -

Ya como los ladrillos que pusieron en la segunda torre de la excolegiata, ya parecen piedras, o si al final hubieran quitado el campanillo ya nos habriamos aconstrumbado, como nos hemos aconstumbrado a tantas cosas que hemos dejado que se perdieran.

Retógenes -

Confieso que cuanto mas lo miro menos me disgusta esta restauración. Incluso me parece que la cabeza/careta es cada vez menos desproporcionada como si milagrosamente se estuviera ajustando a las proporciones originales (no olvidemos que está en un lugar sagrado). Creo que al final nos acostumbraremos a este nuevo lagarto.

axinio -

Han convertido al regalto en lagartija, ya no se podra contar a los niños la historia del terrible regalto que salia por la noche a comerse los muertos y a los vivos que encontrara. Se partirian de risa.Salud.

JMMoreno -

completamnte de acuerdo, una restauración q a mi tampoco me gusta. Aunque desconozco si existe algún grabado o fotografía del estado original y si se parecia a lo restaurado. saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres