Blogia
De la parte Berlanga

*Sueños antiguos*

CASTILLO DE BERLANGA DE DUERO (SORIA)            

Tortuosas calles de típicos soportales en el poblado, y a su salida, dejando a mano diestra el barrio semita de la judería, en un cerro pelado, el largo recinto flanqueado de torres; y más arriba, los enormes y achatados cubos rodeando la bella torre del homenaje. La Tierra  fría de Soria pura "cabeza de Extremadura" ha conseguido un sol lúcido, friolento, para lustrar las piedras famosas de este castillo. Cercana a él, de otra fortaleza, el llamado Palacio de Berlanga, no queda en pie sino la fachada y las torres extremas. El paño pardo del capote soriano -sobre los hombros del pícaro, del mendigo, del buhonero, del demandadero de santirulines en hornacinas- ha cogido el color mustio y triste y viejo de estos muros y de estos torreones sin contenido.           

En la ribera del Duero, carretera del Burgo de Osma, sobre una pequeña planicie, entre las dos partes de un mismo cerro, está el poblado de Berlanga. En el cerro, el castillo. Y pues que el romance lo dice... ¡Hay que creer al romance!   

  •                       Berlanga tiene los sueños  
  •                       antiguos de cara al Duero. 
  •                       Bajo el palacio ducal;  
  •                       pero el castillo, cimero.
  •                       Se pensará que a Berlanga 
  •                       se le cortan los silencios  
  •                       con el cuchillo de plata   
  •                       que el río trae costanero. 
  •                       Para los ojos antiguos  
  •                       deja los ojos abiertos
  •                       Berlanga...           

¿Cuál es la antigüedad de Berlanga y de su castillo?  Rabal cree que el emperador Valerio fundó Berlanga como colonia latina con el nombre de Augusta Valeriana, y que acreditó un campamento para una cohorte móvil sobre el mismo cerro que hoy ocupa la ciudadela; pero que la primitiva fabrica bélica es musulmana.

Fernando I de Castilla -1040- la conquistó por primera vez. Por segunda Alfonso IV, luego de haber ganado a Toledo -1085-. Francisco de Tarrasa atribuye a Alfonso I de Aragón -1110- su repoblación y la erección del castillo. Dato cierto: aquí se refugiaron don Juan Nuñez de Lara y algunos vecinos que, dirigidos por él, se proponían apoderarse de la población. Y esto sucedió en el año de gracia de 1299. Carlos I erigió a Berlanga en cabeza de marquesado, cuyo título dio a don Juan de Tovar, duque de Frías. Durante la guerra de la Independencia, la fortaleza fue asaltada varias veces por las fuerzas de las guerrillas españolas que mandaban Tapia y el Cura Merino, y de los ejércitos franceses que dirigían Duvenet y Dorsenne. En 1815 la Historia se olvidó de Berlanga. Desde la centuria diecisiete el castillo apenas si se hallaba habitado mas que por los priores, chantres, racioneros y medios racioneros de la colegiata de Sta. María. 

Del castillo quedan dos recintos: el exterior, de altos lienzos y cubos almenados, verdadera muralla; y el interior, de enormes y achatados tambores que guardan una esbelta torre del homenaje, muy parecida, silueta y atisbo, a la que Juan II mandó construir en el Alcázar de Segovia.     

Del palacio castillado escribe Rabal: "El cuerpo principal lo adornaban dos torres, un patio de columnas jónicas en el centro y ancho atrio a la entrada, con su pretil, de cuyo centro partían dos tramos de escalera que conducía a la plaza del mercado, y una rampa para los coches, que podían llegar por la espalda al piso principal. En la puerta se ve aun el gran escudo de los Tovar con la inscripción siguiente: SAPIENTIA AEDIFICABIS SIBI DOMUS ET PRUDENTIA ROBORABITUR

Contiguos al palacio estaban y todavía se ven, los maravillosos jardines explanados entre tres grandes parterres superpuestos a manera de anfiteatro y sostenida la tierra con muros y cubos hasta el castillo. Los cubos que cerraban estos muros servían de miradores..." 

En este palacio encastillado estuvieron presos los hijos del rey Francisco I de Francia, al cuidado del condestable D. Pedro; en el se hospedaron Francisco de Borja, cortesano y santo; Isabel de Valois, tercera mujer de Felipe II; Felipe V, quien se recreaba mucho en cazar por los bosques del Condestable... Y el romance prosigue:   

  •  
    •  
      •                       Los sueños van en Berlanga 
      •                       desde el palacio al castillo,
      •                       y asoman a las murallas 
      •                       sus semblantes amarillos...
      •                       El Duero se lleva siempre  
      •                       los pocos sueños huidos... 

SAINZ DE ROBLES, Federico Carlos.  "Castillos en España: Su historia, su arte, sus leyendas"      Madrid. 1962. Aguilar

Hay un error de don Federico al transcribir la frase latina que figura en la puerta del palacio. Sobre el romance, no he podido averiguar nada de momento.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Axinio -

Arevaco tu no conoces Berlanga.

Arevaco -

Madre mia axinio mejor lee antes de escribir porque joderrr es que no das una a derechas. Que es eso de los diez clanes q se bajaron a la llanura????

JFK -

Es una buena teoría la de los clanes, pero ¿por qué diez?. Está claro que los romanos fueron vencedores porque tenían un ejercito poderoso y muchos sextercios. Me gustaría que expusieras tus teorías mas ampliamente. Gracias.
Y gracias a Bradomín. Esperamos que conozcas pronto nuestra tierra.

Axinio -

Creo que Berlanga se formo como tal,cuando los 10 clanes que se asentaban en lo que hoy es berlanga y sus alrrededores fueron obligados por los romanos a bajar de sus poblados, para poder tenerlos bajo control.

Bradomín -

¡La leche!, que blog más guapo. Enhorabuena. Espero poder visitar estas tierras en breve.

Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres