Blogia
De la parte Berlanga

Restauraciones creativas

Desconocemos el criterio del director de la restauración, si fue expuesto publicamente el proyecto para posibles alegaciones, si alguien las hizo y a que conclusiones se llegó; el caso es que lo que se ha hecho en la torrecilla adosada a la del Homenaje, en uno de los cubos capados y en la muralla anexa nos parece otra chapuza añadida a la larga lista de maltratos que viene sufriendo nuestro patrimonio artístico, que a este paso acabará siendo irreconocible. En lo que respecta a la muralla y al cubo, la reinterpretación no nos agrada lo más mínimo aunque estamos dispuestos a aceptar que se trate de una nueva teoría de restauración creativa que añade volúmenes donde no los había.

El caso de la torrecilla, nos gusta menos todavía porque en este caso había fotos recientes del elemento, que no hace tantos años que se hundió, y no era muy complicado haber conseguido una réplica exacta, como se hizo, por ejemplo en Hita con la puerta de entrada al pueblo, derruida en la guerra civil para que pasaran los tanques, reconstruida de manera chapucera en los años sesenta y vuelta a reconstruir hace unos años con absoluta fidelidad al original.

El caso es que lo que se ha levantado en su lugar, desgraciadamente se parece muy poco a lo que recordabamos

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

anónimo -

Repoblar por repoblar. Alguien en algún momento nos contó un cuento en el que los más bonitos paisajes eran paisajes frondosos, con altas montañas y ríos corriendo...En mi opinión el paisaje no es bonito o feo, el paisaje ha de estar vivo. En nuestra comarca el modelador del paisaje ha sido el ganadero que mueve sus ovejas, el agricultor que recoge sus espigas de oro y otros productos aunque ahora estén subvencionados (ellos no tienen la culpa), el que trabaja en el monte, y el resto de oficios que hace que viva gente en nuestros pueblos. Con el paso del tiempo la adaptación a los "nuevos tiempos" ha significado un descenso de población hasta lo que vemos ahora: Nuevas Alconezas a la espera de ser devoradas por las hormigas...Y mientras tanto las soluciones venidas de los organismos públicos muchas veces han significado "violar al moribundo". Soy muy crítico con todo este tipo de experimentos que al final no sirven para nada.

“Pinar de la Fuente El Lobo”. Si uno se da una vuelta por este paraje verá un pinar enano, con oruga, sin ningún uso…que a nadie en su sano juicio se le habría ocurrido. Te puede gustar un pinar o no, un tomillar o no, ¿Tener un pinar para que ha servido?...

Respecto a la zona de repoblación de encinas, no tengo fotos, pero si alguien partiendo de la carretera Berlanga-Paones coge el desvío para Cabreriza a los pocos kilómetros lo verá en los vallados de la zona izquierda.

Harina de otro costal es desarrollar iniciativas que tengan un beneficio menos idílico, como las experiencias que se están viendo con planta micorrizada y otras cuyo objetivo sea evitar la despoblación (no tengo la receta).

Las experiencias de repoblación forestal, parten de la idea de que el bosque es el objetivo.

¿Pero que objetivo?

Repoblaciones como la que se hizo en la zona de San Pedro Manrique de miles de hectáreas, que solo sirven para ver a lo largo del año un color siempre verde, sin producción y mientras tanto, los pueblos desde Taniñe a Armejún (en esencia ganaderos)……piedra y teja.
...

Maria Bravo -

Nos interesa mucho este asunto y nos gustaría que lo desarrolaras un poco más y nos aportaras fotos, ya que vemos que eres un experto en la materia. Cuentanos también lo de la Fuente Lobo

anónimo -

otra restauración creativa, en este caso vegetal, és la que se está haciendo en los valles camino de Cabreriza, donde a favor de pendiente se han plantado carrascas. En poco tiempo las aguas de arroyada descarnarán estas laderas produciendo barrancos y cárcavas. Los experimentos forestales deberían ser con gaseosa ver lo que pasó con el "pinar" de la Fuente Lobo. Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres