Blogia
De la parte Berlanga

Atascos, como en Madrid

Atascos, como en Madrid

La avalancha de turistas que ha recibido en los últimos días la provincia de Soria, especialmente los enclaves relacionados con la muestra ’Paisaje interior’ de Las Edades del Hombre, ha hecho que en algunos puntos se hayan vivido momentos de desconcierto. Ha sido el caso de la ermita de San Baudelio, donde, según distintas fuentes consultadas por Heraldo de Soria, tuvieron que requerir la presencia de la Guardia Civil para regular el tráfico en los accesos.
"Lo peor fue el domingo, cuando la carretera por la que se llega a la ermita, que es muy estrecha, se llegó a colapsar por la gran afluencia de vehículos y era imposible ir para ningún lado" comentaron ayer vecinos de la zona.
Esas mismas fuentes añadieron que las largas colas se han repetido a lo largo del fin de semana, "especialmente el sábado y el domingo. Nos han dicho que han debido de pasar, cada uno de estos días, 1.300 personas por la ermita de San Baudelio, todo un récord. Ese dato puede dar una idea de la que se ha montado ya que el acceso es para grupos de 20 personas, por las reducidas dimensiones de la ermita. Las colas han sido impresionantes, aunque el lunes ya ha bajado la cosa; pero hemos oído que el sábado y el domingo hubo gente que se tuvo que ir sin poder entrar", añadieron.
En términos parecidos se expresaba ayer el alcalde de Caltojar, José Luís Ortega, quien confirmó el dato de los 1.300 visitantes diarios durante el fin de semana y señaló que, aunque él no había sido testigo directo, "al estar estos días de fiestas en el pueblo, hay gente que lo ha comentado, que ha estado la carretera saturada de coches y autobuses. Es una carretera pequeña y, a poco tráfico que se junte, se complica la circulación; más si hablamos de autobuses, que apenas pueden dar la vuelta".

Santiago Rello (Heraldo de Soria)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

San Boal -

Me veo en la obligación de contestar al mensaje anterior. Yo estuve presente en todos eso momentos, y realmente no fue tan caótico como lo quieren pintar. Había mucha gente,coches y buses, cierto. Pero no hubo insultos, peleas, ni ataques de histeria, y especialmente el domingo por la tarde, que estaba presente una pareja de la guardia civil.
De todos estos momentos, sólo debe y creo que ha quedado una cosa, que tenemos en Casillas de Berlanga una de las joyas arquitectónicas y pictóricas más importantes de España, y que merece la pena conocer.
Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Baruk -

En efecto, el domingo pasado sobre las cinco de la tarde en el pequeño aparcamiento de San Baudelio habían cinco autocares y tropecientos coches. Todos colapsados intentando moverse inutilmente, insultos y peleas entre los conductores y ataques de histeria colectiva. Vamos, un número.

Es una lástima San Baudelio es algo demasiado hermoso para que el recuerdo que mucha gente se va a llevar sea tan penoso.

Salud y románico
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres