Blogia
De la parte Berlanga

LASCIATE OGNI SPERANZA

LASCIATE OGNI SPERANZA

Hace mucho tiempo que el Dalai Lama sabe que nadie va a echar a los chinos del Tibet. Mil millones de potenciales consumidores tiran por tierra cualquier supremacia de los derechos humanos. El desprecio por ellos que está mostrando el gigante chino no es cosa nueva en alguien que destruyó monasterios,  construyó cárceles y eliminó físicamente a los opositores. La represión de ayer y la de ahora son el lado visible de un verdadero genocidio.

Esa ingente masa de consumidores y la dependencia económica que el primer mundo está creando interesadamente con China, evitarán seguramente el mas que merecido boicot a las Olimpiadas; por eso me sorprendió ayer escuchar a Sarkozy que la posibilidad estaba abierta.

Remota posibilidad, pero valentía la del esposo de la estupenda Bruni-Tedeschi, que por lo menos habla de ella. A ver si cunde el ejemplo entre los gerifaltes de nuestra culta Europa, que vergonzosamente niegan la independencia al Sahara o al Tibet para no agraviar a las sanguinarias dictaduras que los oprimen, pero consienten la de Kosovo que puede encender la mecha de una nueva guerra a las puertas del Mediterraneo.

Lasciate ogni speranza, voi ch'entrate. Dejad toda esperanza, los que entrais, decía Dante que ponía a las puertas del infierno.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres