Blogia
De la parte Berlanga

*Duero abajo. La Castilla del Cid*

 

      Berlanga, ruta adelante, presintiéndose a un lado la zona saharahui berberisca, termina el proceso de los restos del Val de Arbuxuelo, y del culto de las tradiciones caballerescas, visible en Almazán. Ahora un hospitalito del siglo XVI, con los utensilios y la botica de la época, en el que no podrían curarse las enfermedades que hemos inventado nosotros. En torno a una fuente de taza, con un espigón bajando la linfa por unos largos tubos radiados, unas mozas con sendos cántaros negros, parecían disponerse a una danza antigua. La risueña ilusión se desvanece por el maleficio de las ruinas del castillo, y las de la morada solariega de los Duques de Frías, que fue un alcázar y no conserva más que su fachada, con los huecos encuadrando el cielo. Por último en la famosa Colegiata, intacta, aunque sin su jerarquía, el sacristán, aprendió a exhibir sus magnificencias, y así, pongo por caso, enciende una candela en el sepulcro de alabastro, con lo que acusa su diafanidad. Ningún objeto desconoce y sabe el precio de todo. Es un bastardo, que haría almoneda de Castilla.

GARCIA SANCHIS, Federico (Académico de la Lengua. 1886-1963)

"DUERO ABAJO. LA CASTILLA DEL CID" pags. 68-69. San Sebastián. 1940. Editorial Española, S.A.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Retógenes -

Ese hospitalito del XVI, en avanzado estado de ruina, fue escenario de nuestros juegos infantiles en los años 70. Me pregunto adonde habrán ido a parar los utensilios y la botica de la época. ¿Alguien lo sabe?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres