Blogia
De la parte Berlanga

Desde las alturas.

No dejamos las alturas para seguir proponiendo rutas alternativas para aprovechar este final de verano o cualquier otro principio o final de cuando sea.
Dijo Edward Abbey que caminar requiere más tiempo que cualquier otra forma de locomoción, excepto reptar. En consecuencia, dilata el tiempo y prolonga la vida, que ya es de por sí demasiado corta para desperdiciarla con la velocidad… Caminar hace que el mundo sea mucho más grande y, por ello, más interesante, ya que uno tiene tiempo para observar los detalles. 

Nos acercamos a esta moderna red de atalayas vigilantes, aunque no belicosas, que son los vértices geodésicos. Algunos de ellos se han colocado en los mismos lugares donde se levantaron hace mil años aquellas otras torres vigías. Las sensaciones, una vez perdido el miedo a que venga el enemigo, son de lo más recomendables: se camina, se respira, se airea una a los cuatro vientos, se aleja uno de los paisajes habituales para verlos con otra perspectiva, se repara en la pequeñez de lo mundano y se disfruta de los límpios cielos de esta parte del mundo.
El vértice geodésico es una señal que nos indica la altura exacta de un punto sobre el nivel del mar. Están siempre en lugares altos y despejados donde la panorámica es amplia hacia todos los puntos cardinales. 
Están por todas partes. En España hay unos 11.000. Se comunican visualmente unos con otros y sirven para realizar mediciones topograficas con precisión. Suelen ser cilindros de 120 cms. de altura colocados en un pedestal de hormigón.
Por estar a la intemperie en sitios despoblados, en los años 70 se hizo una ley que los protegía del vandalismo o de las construcciones que estorbasen su función, encargando su custodia a los ayuntamientos en cuyos límites estén colocados.
En el término de Caltojar, hay 5: 
Covatilla, a 1.131 m. 
Valdeciruela: a 1.100 m. entre Caltojar y Cabreriza 
Rayuela, a 1.111 m. por el camino de Casillas a Rebollo. 
Taragudo, a 1.121 m. entre Caltojar y Velamazán. 
Lutero, en el cerro de Bordecorex, a 1.126 metros 

En el término municipal de Berlanga, otros cinco: 
Abanco, a 1.280 metros, 780 m. al poniente.
Andaluz, en lo alto del portillo, a 1.027 m. 
Cabeza Rivilla, a 1.149 m., entre Brías y Morales. 
Coborrón, en lo alto de este monte, a 1.047 metros. 
Matoneta, a 1.134 m. entre Cabreriza y Arenillas.

En Aguilera (término de Bayubas de Abajo)
Cabezo Grande, en lo alto de este pico, a 973 metros 

En el término de Bayubas de Arriba: Carralbao, a 1.007 metros 
En el término de La Riba: El Rancho, a 1.129 m. 
En el térmnino de Arenillas: El Alto de la Cabeza, a 1.159 m. 
En el término de Barcones:La Atalaya, a 1.126 

5 kms. al W de Barcones, en el término de Romanillos hay otro llamado: 
La Vara, a 1.273 m. 

3.500 m. al suroeste de Lumías, en término de Torrevicente (Retortillo), el de:
Mariota, a 1.235 m. 

Entre Rebollo y Velamazán esta el de Las Viñas, a 1.040 metros. 
Hay uno en lo alto de una almena del castillo de Gormaz, a 1.057 metros y muchos otros cercanos cómo el de Lotero, a 1.032 m., entre Torreandaluz y Valverde de los Ajos, o los dos que hay en la Sierra de Miedes a casi 1.500 metros, con resonancias del paso del Cid: Cabeza Alta y Torreplazo.
En la página del Instituto geográfico nacional hay una ficha de cada vértice, en la que explica la manera de llegar hasta ellos. Y más información en  Radioclub Henares. 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres